Memorias Guardadas en la Casita

Esa casita en el campo, en los altos de mi mamita, la viví por ocho años. La construimos de prisa, buscando un respiro de la ciudad. Mi esposo había sufrido tres asaltos en su negocio de gasolinera, y luego de venderla, quería y necesitaba un cambio. Qué mejor que una...